Cuando uno está triste, hasta un día de sol radiante parece un día gris con una tormenta a punto de estallar.

Cuando uno está triste, hasta un día de sol radiante parece un día gris con una tormenta a punto de estallar.


Related Posts



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *