Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír.

Cuando la vida te presente razones para llorar, demuéstrale que tienes mil y una razones para reír.


Related Posts



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *