Confiar en todos es insensato; pero no confiar en nadie es neurótica torpeza

Confiar en todos es insensato; pero no confiar en nadie es neurótica torpeza


Related Posts



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *