Yo no he nacido para odiar, sin duda; ni tampoco he nacido para amar, cuando el amor y el odio han lastimado mi corazón de una manera igual.

Yo no he nacido para odiar, sin duda; ni tampoco he nacido para amar, cuando el amor y el odio han lastimado mi corazón de una manera igual.


Related Posts



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *