Yo escribí para que me quisieran: en parte, para sobornar, y, también en parte, para ser victima de un modo interesante. Para levantar un monumento a mi dolor y convertirlo, por medio de la escritura, en un reclamo persuasivo

Yo escribí para que me quisieran: en parte, para sobornar, y, también en parte, para ser victima de un modo interesante. Para levantar un monumento a mi dolor y convertirlo, por medio de la escritura, en un reclamo persuasivo


Related Posts



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *