Mi corazón, mi alama y mi ser te extrañan, yo trato de reírme de tal forma que mi risa ahogue el llanto, y que sea tan fuerte que ni yo misma pueda escucharlo, pero por la noches cuando no me puedo reír y mi cuerpo, mi corazón, mi alma preguntan por ti, siento que me desvanezco por que no tengo nada que decir.

Mi corazón, mi alama y mi ser te extrañan, yo trato de reírme de tal forma que mi risa ahogue el llanto, y que sea tan fuerte que ni yo misma pueda escucharlo, pero por la noches cuando no me puedo reír y mi cuerpo, mi corazón, mi alma preguntan por ti, siento que me desvanezco por que no tengo nada que decir.


Related Posts



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *