El esclavo cree que la felicidad está en cumplir con sus obligaciones y opaca el sendero de oportunidades que a sus ojos se presentan, quien sentado, ve pasar el desfile de los grandes triunfadores de la vida, quienes aprovechan frases tan insípidas como estas para así ser el propio dueño de su libertad, liquidando la deuda con sabiduría y conocimiento.

El esclavo cree que la felicidad está en cumplir con sus obligaciones y opaca el sendero de oportunidades que a sus ojos se presentan, quien sentado, ve pasar el desfile de los grandes triunfadores de la vida, quienes aprovechan frases tan insípidas como estas para así ser el propio dueño de su libertad, liquidando la deuda con sabiduría y conocimiento.


Related Posts



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *