Cuando estés triste, recuerda que la tristeza sólo alimenta al dolor y nos lleva a la decepción para después ahogarnos en nuestras penas y llorar por amores que sólo nos traen la tristeza y la euforia de recordar aquellos momentos de puro dolor y decepción.

Cuando estés triste, recuerda que la tristeza sólo alimenta al dolor y nos lleva a la decepción para después ahogarnos en nuestras penas y llorar por amores que sólo nos traen la tristeza y la euforia de recordar aquellos momentos de puro dolor y decepción.