Aquellos que pueden renunciar a la libertad esencial por conseguir una pequeña seguridad transitoria no merece ni la libertad ni la seguridad.

Aquellos que pueden renunciar a la libertad esencial por conseguir una pequeña seguridad transitoria no merece ni la libertad ni la seguridad.


Related Posts



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *